n.º 77 octubre 2021

ENTREVISTA

Cristina Sánchez, directora ejecutiva de la REPM

Recientemente se ha publicado el Informe anual de Naciones Unidas sobre el avance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ¿está España en la senda correcta para conseguir los ODS?

Tal y como se recoge en el informe, actualmente ningún país se encuentra cerca de conseguir las metas marcadas en los 17 ODS. Avanzamos, sí, pero a un ritmo demasiado lento para lo que exigen los Objetivos y que, además, se ha visto afectado por la COVID-19. Esto no significa que no podamos recolocarnos en la senda correcta, sino que debemos acelerar la acción y aumentar la ambición para lograr llegar a tiempo a la meta.

Contamos para ello en España con un sector empresarial comprometido: más del 85% de las empresas españolas afirma estar trabajando en la Agenda 2030. Ellas son precisamente una de las claves para impulsar la transformación sistémica de nuestra economía hacia un modelo más sostenible. Una transformación que, desde el Pacto Mundial de Naciones Unidas, creemos que debe ser impulsada a nivel sectorial, como recoge nuestra última publicación ODS Año 6, la Agenda desde un enfoque sectorial.

¿Por qué? Porque creemos que desde un prisma sectorial se puede aprovechar mejor el poder multiplicador de las alianzas, por encima de los enfoques individuales. Porque la Agenda 2030 recoge retos específicos para cada sector que se afrontarán mejor si estos caminan en la misma dirección. Porque existen en el desarrollo sostenible múltiples oportunidades que aprovechar a nivel sectorial, de modo que todas las empresas de un mismo sector puedan encontrar beneficios en el trabajo conjunto.

El medioambiente y la salud de las personas se encuentran íntimamente relacionados, como se ha puesto claramente de manifiesto en la crisis sanitaria generada por la COVID-19. ¿Cuáles han sido los principales avances en materia de ODS que se han producido en este campo?

Los efectos de un clima cambiante amenazan directamente la vida y los medios de subsistencia de los seres humanos. Por ejemplo, nuestra dependencia al carbón y a la quema de combustibles fósiles impulsa el cambio climático y la contaminación atmosférica, que por sí solos causan una de cada cinco muertes prematuras en el mundo. Esto se traduce en más de 8 millones de muertes al año.

Es por ello que, en paralelo a las acciones para impulsar la salud de los empleados – los indicadores relativos a la promoción de la salud y el bienestar entre los empleados/as han aumentado entre las empresas del IBEX35 de un 63% a un 94% -, cada vez más empresas están aumentando sus esfuerzos para hacer mejorar a salud del planeta. En este sentido, cabe destacar una mejora del compromiso de la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero pasando del 65% al 75% entre las empresas españolas adheridas al Pacto Mundial y del 69% al 77% entre las empresas del IBEX35.

Pero esta no es la única tarea que pueden realizar para mejorar el estado de nuestro planeta. Desde el Pacto Mundial de Naciones Unidas hemos lanzado un documento breve en el que se exponen, además de las oportunidades que genera la inversión en clima y salud, ejemplos de acciones empresariales para contribuir a esta sinergia. Entre ellas se encuentran invertir en la conservación de la biodiversidad, impulsar la seguridad alimentaria y nutricional, mejorar la resiliencia del agua o apostar por el futuro del trabajo y la transición justa. Acciones que marcarán un antes y un después en la consecución de ambos Objetivos.

Desde el año 2009 SIGRE es socio del Pacto Mundial de Naciones Unidas España y durante ocho años ha sido miembro de su Comité Ejecutivo.  ¿Cómo valora esta participación?

Desde el Pacto Mundial de Naciones Unidas España apreciamos enormemente el papel clave que tienen organismos sectoriales que trabajan con empresas, como es el caso de Sigre. Los consideramos un vehículo para transmitir los valores, Principios necesarios para operar y, en definitiva, ayudar a expandir la sostenibilidad empresarial como eje de la estrategia de cualquier negocio.

Como he comentado anteriormente, el enfoque sectorial es para nosotros una de las palancas que puede ayudar al logro de los ODS y organizaciones como la vuestra ayudan a generar las alianzas necesarias para impulsar el trabajo sectorial en este sentido. Además, en el contexto actual resulta imprescindible que las organizaciones del sector farmacéutico y sanitario se comprometan con la gestión sostenible.

En este aspecto, he de remarcar que se trata de uno de los sectores más implicados en la consecución de los ODS según los datos de nuestra última publicación ODS Año 6, la Agenda desde un enfoque sectorial. Entre las empresas del sector analizadas, más del 85% conoce la Agenda 2030 y la totalidad de las mismas lleva a cabo acciones relacionadas con los ODS. Cifras que sitúan al sector como uno de los referentes en desarrollo sostenible y que esperamos que sigan creciendo y sean, al menos, equiparadas por el resto de la comunidad empresarial.

Configuración de Cookies