El 95% de los ciudadanos, concienciados del daño medioambiental de tirar restos de medicamentos a la basura o por el desagüe

- Según muestran los resultados del último estudio de opinión llevado a cabo por SIGRE

- Aumenta el grado de conocimiento del Punto SIGRE de las farmacias (92%) y también el uso del mismo (70%)

- En el Punto SIGRE se depositan mayoritariamente medicamentos caducados (96%) y también restos de medicación (57%) y envases vacíos (25%)

- Durante 2019, cada ciudadano depositó 103 gramos de envases vacíos o con restos de medicamentos en los Puntos SIGRE

El último estudio de opinión llevado a cabo por SIGRE, en el que se analiza la actitud y el grado de sensibilización ciudadana en torno al reciclado de los restos de medicamentos y sus envases, muestra que el 95% de los ciudadanos está concienciado del daño medioambiental que supone tirar estos residuos a la basura o por el desagüe, aumentando este porcentaje con respecto al año anterior (92%).

El estudio también refleja un aumento en el grado de conocimiento del Punto SIGRE, situándose en un 92% de los ciudadanos consultados, y un incremento de tres puntos en el uso del Punto SIGRE con respecto al año pasado, ascendiendo este año a un 70%.

En el Punto SIGRE se depositan, en su mayor parte, medicamentos caducados (96%) y también restos de medicación (57%) y envases vacíos (25%) y esto se hace, principalmente, cuando se revisa el botiquín doméstico (60%) y cuando está lleno el lugar donde se van guardando estos residuos en casa (25%).

Asimismo, de forma casi unánime (97%), se estima que la ubicación más idónea para los contenedores del Punto SIGRE es la farmacia. A finales de 2019 había un total de 21.899 farmacias colaboradoras, prácticamente la totalidad de las que existen en nuestro país, lo que facilita que los ciudadanos puedan desprenderse de estos residuos con total garantía para su salud y para el medio ambiente.

Resultados ambientales 2019

SIGRE ha presentado a las autoridades ambientales el informe anual de actividad 2019, en donde se refleja que, durante el pasado ejercicio, se recogió una media de 103 gramos por habitante de envases vacíos o con restos de medicamentos.

De este modo, se consolida el uso del Punto SIGRE de la farmacia por parte de la población, como eslabón último en el ciclo de vida del medicamento, teniendo en cuenta que en los últimos tres años se ha incrementado cerca del 13% los gramos recogidos por habitante y año.

Los farmacéuticos opinan

En el sondeo también se ha valorado la opinión de los farmacéuticos sobre la labor de SIGRE, un colectivo clave al que acuden los ciudadanos (76%) cuando tienen dudas sobre lo que se debe o no se debe depositar en los Puntos SIGRE.

Hay que destacar que la mayor parte de los farmacéuticos (97%) valora de forma muy favorable la iniciativa SIGRE y que el 88% considera que la colaboración de las farmacias con SIGRE contribuye a la lucha contra el cambio climático.

Por otro lado, el 77% afirma haber adoptado alguna medida de carácter medioambiental en su farmacia en los últimos tres años, aumentando el porcentaje en más de 10 puntos porcentuales con respecto al 2019.

Las medidas adoptadas son principalmente la mejora en el reciclaje de los distintos tipos de residuos generados en la farmacia (53%), el uso de bolsas biodegradables (20%) y la instalación de bombillas de bajo consumo en su farmacia (17%).

La industria farmacéutica apuesta por envases de medicamentos cada vez más ecológicos y sostenibles

SIGRE es la entidad responsable de coordinar e impulsar los Planes Empresariales de Prevención (PEP) de envases del sector farmacéutico, cuyo objetivo es minimizar el impacto ambiental de los envases de medicamentos que la industria farmacéutica pone en el mercado y que éstos sean cada vez más ecológicos y sostenibles.

En la actualidad, los laboratorios farmacéuticos están desarrollando el Plan Empresarial de Prevención de Envases (PEP) 2018-2020 del sector farmacéutico, su séptimo Plan trienal. Gracias a estos planes sectoriales, en las últimas dos décadas, la industria farmacéutica ha conseguido reducir el peso de sus envases en más de un 25%.

Durante 2019, el segundo año del actual Plan, 50 laboratorios han aplicado 180 medidas de ecodiseño, lo que entre otros beneficios ambientales ha permitido ahorrar más de 178 toneladas de materias primas durante el proceso de diseño de los envases, fase en la que se estima que se produce el 80% de su impacto ambiental.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la accesibilidad al sitio web, personalizar y analizar la navegación de los usuarios. Si aceptas este mensaje y continúas navegando entendemos que estás de acuerdo. Puedes cambiar la configuración, y/o rechazar, así como obtener más información sobre las cookies en nuestra política de cookies.