Sistema de logística inversa

Las empresas de distribución farmacéutica desempeñan un papel esencial en el sistema SIGRE al poner a su servicio los medios técnicos y humanos necesarios para la recogida, transporte y custodia de los envases vacíos o con restos de medicamentos que los ciudadanos han depositado en el Punto SIGRE de la farmacia.

Mediante este sistema de logística inversa, los mismos distribuidores encargados de llevar a las farmacias los nuevos medicamentos son los encargados de retirar los residuos, aprovechando el mismo viaje.

Gracias a este innovador sistema se garantiza el control farmacéutico y la trazabilidad de estos residuos, consiguiendo ahorrar, además, la emisión de CO 2 a la atmósfera, uno de los principales gases causantes del cambio climático y del efecto invernadero.

PRINCIPALES CIFRAS

  • 145 almacenes permiten dar cobertura en todo el territorio nacional
  • 1.400 toneladas de CO2 se ahorran al año de emisión a la atmósfera gracias a este sistema
  • 2.700 furgonetas garantizan un servicio permanente

Mejora continua

La distribución farmacéutica y SIGRE trabajan conjuntamente por optimizar y mejorar los procesos que realizan. De esta manera se consigue de forma continuada perfeccionar la calidad y la eficiencia del servicio prestado a las farmacias

Siguiendo esta premisa de mejora continua, SIGRE ha implantado recientemente una metodología que permite mejorar la asignación geográfica de las bolsas recogidas en los Puntos SIGRE de las farmacias siguiendo un código de colores adjudicado a cada provincia. Mediante este sistema se aumenta la precisión de la información que SIGRE debe proporcionar anualmente a las diferentes autoridades medioambientales. Para ello, los distribuidores farmacéuticos suministran las bolsas SIGRE a las farmacias con el color de logo SIGRE que les corresponden según la provincia de ubicación de las mismas.

Además, después de finalizar las distintas rutas de reparto y recoger las bolsas con los residuos depositados por los ciudadanos en los Puntos SIGRE, se encargan de depositarlas en los respectivos contenedores estancos que se ubican en la zona de almacenamiento SIGRE de sus instalaciones. A la hora de almacenarlos, se tiene en cuenta el color y la provincia, que están debidamente identificados y diferenciados.

Esta zona de almacenamiento de residuos SIGRE se encuentra en un lugar de fácil y seguro acceso tanto para los repartidores que depositan las bolsas, como para el transportista de residuos autorizado que realiza la recogida de los contenedores estanco.

Datos clave

  • Kg. Peso medio
    bolsas
  • Kg. Recogidos
  • Nº bolsas
    recogidas

* Datos a 31 de diciembre de 2019

Asimismo, todos los años un porcentaje representativo de almacenes de la distribución es auditado por SIGRE para verificar el cumplimiento de los requisitos establecidos para la recogida, almacenamiento y transporte de los residuos y de esta manera mejorar la calidad del servicio.

En el transcurso de estas auditorías se comprueba el cumplimiento de los aspectos legales aplicables, los requisitos de servicio y las Instrucciones Técnicas de carácter medioambiental y de seguridad que SIGRE exige a las empresas mayoristas que participan en el proceso logístico.

Sensibilización

Al mismo tiempo que hacen posible la recogida de los residuos de medicamentos, los distribuidores farmacéuticos desempeñan una labor fundamental en las campañas de comunicación y sensibilización de SIGRE, ya que son los encargados de distribuir a las farmacias los materiales informativos dirigidos al ciudadano y a la propia farmacia.

Además, las empresas de distribución difunden a través de sus propios canales de comunicación los beneficios medioambientales y sanitarios que se obtienen a través del reciclado de los medicamentos no utilizados o caducados y sus envases, contribuyendo así a crear una sociedad más circular y sostenible.