Distribución

La distribución farmacéutica se caracteriza por el alto grado de innovación y tecnología utilizado en su sistema de logística.
Los almacenes de la distribución farmacéutica cuentan con un área específica para ubicar los contenedores estancos con residuos de los Puntos SIGRE.
Contenedores estancos donde se encuentran las bolsas, con residuos depositados por los ciudadanos en los Puntos SIGRE de las farmacias.
La distribución recoge las bolsas de los Puntos SIGRE y las deposita en cubetas para trasladarlas a sus almacenes.
Los distribuidores que entregan los medicamentos en la farmacia son también los encargados de recoger los residuos depositados en el Punto SIGRE.
Tras la recogida en las farmacias de las bolsas de los Puntos SIGRE, los distribuidores las depositan en los contenedores estancos de sus almacenes.
Los distribuidores son una parte fundamental del funcionamiento de SIGRE, y garantizan el control y seguridad en el manejo de los residuos.
El sistema de logística inversa es un pilar fundamental del funcionamiento de SIGRE.
Un operario de la distribución coloca los contenedores estancos donde se ubican las bolsas SIGRE.
La distribución farmacéutica cuenta con instalaciones adecuadas y sometidas a una rigurosa normativa sanitaria.
La distribución farmacéutica es la encargada de recoger los residuos depositados en el Punto SIGRE de la farmacia.
La distribución farmacéutica pone a disposición de SIGRE sus medios técnicos y humanos para el proceso de recogida de los residuos depositados por los ciudadanos.
La distribución farmacéutica destaca por la eficacia de su sistema de logística.