n.º 58 diciembre 2016

ENTREVISTA

D. César Nombela, Rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP)

Como Presidente del Jurado de los Premios del 15 aniversario de SIGRE, ¿qué valoración hace  de las iniciativas ambientales presentadas por los agentes e instituciones del sector farmacéutico a estos galardones?

Ha sido mi primera participación en el jurado de los Premios SIGRE y me sorprendió gratamente el interés por las iniciativas ambientales que se consolidan en todo el sector. Desde la fabricación a la distribución, la oficina de farmacia incluso el mundo de los medios. Ha prendido especialmente la cuestión del ahorro energético, que tiene tantas implicaciones y que lleva con tanta frecuencia a cuantificar, por ejemplo, la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.   

Como profundo conocedor del mundo farmacéutico, ¿considera que, desde el punto de vista docente, profesional y empresarial, el medio ambiente está presente en la actividad farmacéutica?

Nuestras facultades son un territorio ideal para incorporar criterios formativos sobre protección del medio ambiente. Los estudiantes que se han de introducir a fondo en los fundamentos sanitarios de la química (contaminación, toxicidad), de la biología (infecciones y su propagación), sin olvidar la tradición que hay en nuestros centros de estudio de hábitats como el suelo, son de los más capacitados para asimilar la problemática ambiental y los procedimientos para gestionarla. Por ello, los profesionales, sean de la investigación, la fabricación, la atención farmacéutica, etc. creo que cada vez están más dotados de una formación adecuada para afrontar los retos ambientales en toda su globalidad. Esa interdependencia del conjunto de la humanidad, en algo que nos afecta a todos como es la contaminación ambiental, el cuidado de medio ambiente y la sostenibilidad, debe ser un punto de referencia para la actividad empresarial. Yo entiendo que hay un camino ya recorrido pero que ese recorrido se ha convertido en algo permanente. La aspiración de mejora es ya una realidad y las normas y exigencias sociales la irán consolidando. 

Son innumerables los temas que se abordan en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. ¿Se percibe una mayor sensibilidad por contribuir a crear una sociedad más sostenible?

El programa de cursos avanzados que desarrollamos en la UIMP, en especial en el Palacio de la Magdalena en Santander, pero también en el conjunto de las otras once sedes que tenemos en España, con frecuencia se refiere a la protección del medio ambiente y además en todas la facetas de actividad, desde la generación y utilización de energía, hasta la fabricación o la construcción. Igualmente, nuestras enseñanzas regladas de postgrado, que constan de un buen número de masters, incluyen con frecuencia este aspecto. Es difícil encontrar hoy día ningún tema cuyo tratamiento científico o tecnológico, no se refiera de alguna manera al ser humano, o los seres vivos en general, en el medio en el que trascurre su existencia.