n.º 54 Diciembre 2015

ESTUDIO DE OPINIÓN

El ciudadano, sensibilizado con la actividad de SIGRE

sondeo_opinion_gran

Los ciudadanos son los principales destinatarios de la actividad de SIGRE, puesto que son ellos, al finalizar un tratamiento o al revisar su botiquín doméstico, los responsables de llevar al Punto SIGRE de la farmacia los envases vacíos y los restos de medicamentos, poniendo así en marcha todo el engranaje que el sector farmacéutico ha dispuesto para garantizar el correcto tratamiento medioambiental de estos residuos.

De acuerdo con el último sondeo de opinión realizado por SIGRE, un 94% de los encuestados afirma que tirar los restos de medicamentos a la basura o por el desagüe es perjudicial para el medio ambiente y un 95% considera que la ubicación del Punto SIGRE en la farmacia es la idónea.

El ciudadano está sensibilizado sobre la importancia de ofrecer un tratamiento medioambiental a los residuos de medicamentos. El 94% indica que arrojarlos a la basura es perjudicial para el medio ambiente

 

graf2Un 95% de encuestados opina que la ubicación del Punto SIGRE debe ser la oficina de farmacia

Las conclusiones del estudio también muestran la progresiva concienciación ciudadana en cuanto al uso responsable de los medicamentos. Así, 9 de cada 10 encuestados afirman comprobar la fecha de caducidad de un medicamento antes de utilizarlo y el 70% considera que auto-medicarse con restos de medicamentos sobrantes de un tratamiento anterior puede entrañar algún riesgo para su salud.

A pesar de ello, también hay algunos aspectos de mejora: cuando el ciudadano utiliza medicamentos que guarda en el botiquín doméstico, tan sólo un 56% consulta el prospecto para comprobar la dosis correcta o, incluso, si es el indicado para la afección que tiene en ese momento.

 Por este motivo, SIGRE continúa sensibilizando a la opinión pública, a través de sus campañas y de los mensajes que difunde, sobre la importancia de cumplir siempre los tratamientos y de revisar, al menos una vez al año, el botiquín doméstico.