n.º 52 Julio 2015

ENTREVISTA

Entrevista a D. Antoni Esteve, Presidente de Farmaindustria

Farmaindustria está desarrollando una labor de información muy activa sobre el valor del medicamento. ¿Qué objetivos se persiguen?

El principal objetivo es contribuir a que la sociedad conozca más y mejor la aportación de los medicamentos en términos de calidad y esperanza de vida. Difundir lo que hay detrás de uno de los bienes más preciados por los ciudadanos pero sobre los que, con frecuencia, no se tiene demasiada información.

Conocer en profundidad los beneficios del medicamento favorece que se comprendan también aspectos como la inversión necesaria para su desarrollo o el largo periodo de tiempo que implica su investigación, lo que aporta una visión que nos permite percibir el valor que tiene este producto y la contribución de nuestro sector al desarrollo sanitario, social y económico de un país.

SIGRE ha presentado a las autoridades medioambientales el cierre del quinto Plan Empresarial de Prevención de envases del sector. ¿Cómo valora el esfuerzo que la industria farmacéutica está realizando en esta materia?

La valoración, como no podía ser de otra manera, es muy positiva. Una vez más, se han superado los objetivos fijados y comprometidos por el sector con las autoridades medioambientales.

Además, es reseñable que se han incrementado en un 27% las actuaciones y medidas de ecodiseño aplicadas con respecto al anterior Plan trienal de Prevención, lo que nos permite afirmar que los envases de medicamentos son, cada año, más ecológicos y respetuosos con el medio ambiente.

Además, estos magníficos resultados reflejan el esfuerzo de la industria farmacéutica por incorporar el componente medioambiental a lo largo del ciclo de vida del medicamento, superando los condicionantes legales, técnicos, económicos y de seguridad que, en muchas ocasiones, limitan la adopción de las medidas previstas.

Esta responsabilidad en el ecodiseño del envase determina una de las señas de identidad que distinguen a la industria farmacéutica: la preocupación por el bienestar de la sociedad.

La industria farmacéutica es pionera en la aplicación de acciones y actividades de Responsabilidad Social ¿Se percibe a SIGRE como una herramienta de utilidad que aporta valor a sus estrategias de RSC?

La industria farmacéutica lleva mucho tiempo apostando por la responsabilidad social corporativa, como uno de los factores clave para aumentar su competitividad y como un elemento característico y diferenciador respecto a otros sectores productivos.

Un claro ejemplo de ello es el nuevo código de transparencia aprobado por la Asociación Europea de la Industria Farmacéutica Innovadora (EFPIA), suscrito por España, o que durante los últimos años, a pesar de las dificultades por las que ha atravesado el sector farmacéutico, los laboratorios han seguido impulsando numerosos proyectos y acciones sociales relacionados con el acceso a los medicamentos.

La iniciativa de la industria farmacéutica de poner en marcha SIGRE es una de las muestras más importantes de este compromiso y, junto a otras muchas acciones en el campo medioambiental, conforma ese tercer vector de la Responsabilidad Social.

La RSC no es una moda sino que forma parte de la cultura corporativa de nuestras empresas y como tal de nuestra actividad diaria para lograr una sociedad más sostenible.